Algo sobre mi

Aunque estén de moda las músicas latinas como el reggaeton y otras variedades, también hay cabida para el estilo de musica de Carmen Mari (esa soy yo) que aún llevando 26 años encima de los escenarios, sigue poniéndose nerviosa noche tras noche antes de la actuación sintiendo hormigueo en el estomago, y lo seguirá sintiendo mientras el cuerpo le haga sombra.
Pues bien, nací una Nochebuena hace 43 años en el seno de una familia en la cual no había ningún músico. Desde muy pequeña el acordeón fue un instrumento muy interesante para mi debido a su complejidad, por eso ¡yo quería aprender a tocarlo!.
A la edad de 11 años, mis padres hicieron el sacrificio de comprarme un acordeón (un Delicia de nácar rojo de 72 bajos) y ahora venia el reto: aprender a tocarlo, por lo que empecé a recibir clases de la mano de un señor de Gador, fueron 32 clases (de oído, no por solfeo) hasta que un día llegué y me dijo: “Hija mía, ya no puedo enseñarte más porque no se más”. Por cierto desde aquí quiero darle las gracias a “Antonio el zapatero” por su paciencia conmigo. Que Dios lo tenga en su gloria.!

Desde ese momento empecé a practicar en casa y a ponerle mucha ganas, hasta que me preparé un repertorio, hasta el punto de levantarme a las 2 o a las 3 de la mañana porque me había acordado de una canción que me gustaba y quería aprenderla (que locura jajajaja), dicen que eso es la inspiración….. Será verdad.

A los 17 años, decidí poner en práctica todo lo que sabia con el apoyo económico y emocional de mis padres (en realidad el empujón para subirme a un escenario me lo dio mi marido, Paco, que por entonces era mi novio). Era el momento de actuar en las verbenas de los pueblos.
Desde entonces mi camino recorrido hasta ahora ha sido muy gratificante aunque también he tenido momentos en los cuales no me he encontrado con fuerzas suficientes ni aliento para dar de mi todo lo mejor, por el camino he ido perdiendo a seres muy queridos y recientemente a una persona tan importante para mi como es mi madre. Le doy gracias a ella por todo lo que me ha dado y por hacerme como soy. En parte mi éxito también se lo debo a ella por hacer de mi una persona humilde y con los pies en la tierra. Gracias a ti papá por tu constancia para que aprendiera, a ti nene(mi único hermano)por darte el tostón todos los días con la misma canción hasta que salia. A mis hijos Francisco y Álvaro por no poder disfrutar con ellos cuando todo el mundo estaba de fiesta. Y a ti Paco, por estar a mi lado siempre y en todo lugar y soportarme.
Y como no gracias a todos aquellos que disfrutan de mi música y me dan su calor. Espero seguir compartiendo mi alegría y vuestros aplausos.
A todos vosotros……
GRACIAS!!!!!

 

Comments are closed.